La banalidad del machismo

 

Hace poco participé en un proceso de selección para un trabajo.  Aunque el puesto no era lo que quisiera hacer el resto de mi vida tenía algo que ver con la profesión que elegí y cuando estás buscando trabajo cualquier oportunidad es bienvenida. El puesto era para selección de personal en una reconocida consultora de plaza. Específicamente para contratar por ejemplo operarios, limpiadores, trabajadores zafrales de diferentes rubros, etc. Tuve dos entrevistas y como ya había tenido una experiencia de trabajo similar me pareció que me había ido bien.

Seguir leyendo “La banalidad del machismo”

Anuncios